Educación

El Rincón de la Historia

En está sección se publica la reseña "El rincón de la historia", nacida en nuestro querido NOTiCIR, bajo el cuidado editorial del Dr. Luis Ros.

Esta sección contempla una serie de cortas biografías de médicos trascendentales en la historia de la medicina desde la edad antigua hasta la moderna y continuará con médicos radiólogos de países del CIR.

Mes a mes se irán sumando las nuevas biografías publicadas en cada número del NOTiCIR.

RICHARD R. ERNST

Químico suizo (1933-2021) que ganó el Premio Nobel de Química en 1991 por el desarrollo de técnicas destinadas a analizar las propiedades químicas de los átomos, contribuyendo al desarrollo de los fundamentos de la resonancia magnética y de sus aplicaciones en la ciencia y la medicina.

Nació en Winterthur, donde sus ancestros habían vivido durante más de 500 años. Su padre era profesor de arquitectura en el Instituto Tecnológico de esta ciudad. Cuando tenía 13 años encontró una caja con distintos compuestos químicos que había pertenecido a un tío, ingeniero metalúrgico: “Inmediatamente me sentí fascinado por la posibilidad de intentar todo tipo de reacciones, provocando explosiones o haciendo irrespirable el aire de nuestra casa… Pronto supe que me convertiría en químico“, escribió en su discurso de aceptación del Nobel.

Realizó sus estudios de ingeniería química en el Instituto Federal de Tecnología (ETH) de Zúrich, la misma universidad en la que se graduó Albert Einstein 50 años antes. Tras el servicio militar recibió su título de doctor en 1962. Tras cinco años en California volvió a la ETH de Zúrich en 1968 donde llevó a cabo su carrera docente e investigadora hasta 1998.

Se dedicó al campo de la espectroscopia mediante resonancia magnética nuclear, combinando elementos de química, física e ingeniería; concentrándose en el desarrollo y refinamiento de equipos electrónicos para el bombardeo de núcleos atómicos con radiofrecuencia, utilizando nuevos métodos matemáticos para la medida de las respuestas de los distintos átomos y así determinar sus propiedades químicas.

El campo de la espectroscopia mediante resonancia magnética había sido ya intuido en los años cuarenta por Félix Bloch, científico de origen suizo, que trabajaba en la Universidad de Stanford y Edward Purcell investigador americano de Harvard. Ambos ganaron el Premio Nobel de Física en 1952. 

Cuando el Dr. Ernst inició sus trabajos unos años más tarde, parecía haber muy pocas aplicaciones prácticas de la resonancia magnética más allá del análisis químico. Durante su estancia en California, integrado en la empresa Varian Associates, intentando precisar el ámbito de la espectroscopia mediante resonancia utilizó pulsos cortos e intensos de radiofrecuencia para bombardear los átomos, utilizando unos complejos algoritmos matemáticos asistidos mediante ordenador, las transformadas de Fourier, que mejoraron ostensiblemente los resultados del análisis.

Tras su regreso a Zúrich, desarrolló técnicas de alta resolución que permitieron el análisis tridimensional de proteínas y de otras moléculas de gran tamaño, que resultaron imprescindibles para liderar la aparición de la imagen mediante resonancia magnética. Estos descubrimientos le valieron, en solitario, el Premio Nobel de Química en 1991, de cuya concesión se enteró en la cabina del avión en el que realizaba un vuelo transatlántico.

Respecto a sus descubrimientos el Dr. Ernst se sentía más como un diseñador de instrumentos que como un científico: “Mi meta era desarrollar algo que pudiera legar a la posteridad, proporcionar a otras personas la posibilidad de resolver problemas”.

Opinaba que más allá de su campo de especialización había que tener otros intereses. Era un virtuoso del violonchelo, con un conocimiento enciclopédico de la música clásica; era también un gran estudioso y coleccionista de arte Tibetano, utilizaba técnicas de resonancia para examinar la pintura de las obras de arte, logrando que el Dalai Lama diera una conferencia en la universidad de Zúrich.

Autor:
Dr. Luis Humberto Ros


 

HENRY H. JONES

Radiólogo americano (1917-2012), pionero en el campo de la imagen del sistema músculoesqueletico, cuya distinguida carrera como profesor de radiología se desarrolló durante casi seis décadas en la Universidad de Stanford.

Tercera generación de una familia de médicos, nació en Altoona, Pennsylvania. Su padre era urólogo y su madre superintendente de música en la escuela local y cronista de moda. Realizó sus estudios de medicina en Yale, graduándose en 1943, así como también su especialización en radiología. Aficionado a la buena vida durante su etapa universitaria, con frecuencia se desplazaba a Nueva York para estar al tanto de las últimas novedades y espectáculos de los clubs de jazz.

Sirvió como instructor de la Escuela de Radiología de la Armada en Fort Sam Houston, San Antonio, entre 1946 y 1948, contribuyendo a la formación de los futuros especialistas, y como jefe de radiología en el centro ortopédico del ejército de ocupación en Bad Constadt, Alemania.

En 1948 fue “fichado” por su anterior maestro en Yale, el legendario Henry Kaplan, que acababa de ser nombrado chairman del joven departamento de radiología de la Universidad de Stanford. Jones, junto con otros jóvenes radiólogos cooperó a la expansión y al traslado de la facultad de medicina desde su localización inicial en San Francisco a su ubicación actual en el campus de Stanford, que tuvo lugar en 1959.

En 1952 contrajo matrimonio con Margaret (“Peggy”) Crusisus cuya prolongada carrera como pediatra transcurrió paralela a la de su marido.

Intrigado por la radiología del sistema esquelético contribuyó, entre otros proyectos de investigación, a evaluar los efectos del ejercicio sobre la densidad ósea, así como al conocimiento de la fisiopatología del “codo de tenis”. Durante sus 58 años diagnosticando y tratando pacientes con tumores óseos y de partes blandas elaboró un archivo con más de 2.000 casos, que se han digitalizado, estando así disponibles para los estudiantes y residentes de épocas futuras. Se dedicó incluso, como precursor de las modernas tecnologías actuales, a la obtención mediante rayos x de películas con el registro de los latidos cardiacos.

Fue un componente fundamental del equipo que contribuyó a que el Departamento de Radiología de la Universidad de Stanford fuera uno de los más potentes y prestigiados del país. Considerado como un gran docente ganó el Henry J. Kaiser Award for Excellence in Teaching concedido por la facultad de medicina en varias ocasiones, contribuyendo a la formación de un gran número de residentes dispersos a lo largo y ancho de Estados Unidos.

En los años 80 era clásico verlo llegar en bicicleta al Hospital, ataviado con su chaqueta de tweed y un montón de notas pegadas a su corbata. Sus colegas y estudiantes eran para él como una segunda familia, con su esposa Peggy organizaban fiestas para conmemorar aniversarios, cumpleaños y eventos especiales, las celebraciones de Thanksgiving incluían, por lo general, media docena o más de estudiantes. Su casa de Stanford servía como centro de ensayo para una banda de jazz Dixieland, en la que él tocaba la batería. Uno de sus compañeros radiólogos lo definía como “el pegamento que nos mantenía a todos unidos”.

Cuando asumió el estatus de emérito en 1985, tras haber actuado como tutor o mentor de casi 900 graduados, no perdió su pasión por la radiología, durante años sus compañeros le seguían consultando los casos más complejos de radiología músculo esquelética.

Autor:
Dr. Luis Humberto Ros


 

ANTHONY BASKERVYLE STRONG

Ingeniero británico (1938-2020), pionero en el desarrollo de la tomografía computarizada, que lideró el equipo que fabricó el primer escáner cerebral y el primer escáner de cuerpo entero de la marca EMI.

Nacido en Farnham, estudió en la Saint Andrew´s Preparatory School, Pangbourne College y en el Battersea College of Technology. Se graduó en los Pye Laboratories en Cambridge en 1961, su misión consistía en el manejo y monitorización de las cámaras de vigilancia y los sistemas de control de las estaciones nucleares.

En Trawsfynydd, descubrió una oveja atrapada en la cúpula del reactor y tuvo que perseguirla embutido en su voluminoso traje de protección hasta que consiguió que saliera del edificio. En 1966 pasó a trabajar en la empresa General Precision Systems (más tarde Redifon) de Aylesbury, en el campo de la simulación de vuelos.

En 1972, fue empleado como jefe de ingenieros de la División de Rayos X de EMI Medical Systems, con el objeto de fabricar el aparato de tomografía computarizada que diseñado por Sir Godfrey Hounsfield le había valido a este la concesión del premio Nobel. El equipo de Anthony añadió numerosas mejoras sobre el diseño inicial, incluyendo la mesa del paciente, que aún se utiliza en los modernos escáneres.

La prueba inicial del escáner de cuerpo entero, basado en las ideas de Hounsfield, se llevó a cabo por Anthony y un grupo de colegas en noviembre de 1973. Tony Williams del EMI Central Research Labs fue el primero en ser escaneado, mientras David King, del equipo de Anthony, controlaba el aparato. Tras este éxito inicial se comenzó la producción en serie del prototipo en 1974, en la que Anthony y su Operating Division jugaron un importante papel.

En 1975, como Manager of New Technology, Anthony lideró el desarrollo del nuevo escáner CT-5000, diseñado para proporcionar una mayor velocidad de adquisición de imágenes. Diseños ulteriores como el CT -6000 y el CT-7070 contribuyeron a reducir los tiempos de adquisición y a mejorar la calidad de la imagen.

Durante este periodo EMI ganó el Queen`s Awards for Innovation (1975) y Anthony publicó numerosos artículos sobre el desarrollo y la evolución de la tomografía computarizada, siendo partícipe del equipo que presento la Faraday Lecture, con un título tan sugerente como: “El electrón que diagnostica”

En 1980 Philips Medical Systems contactó con él para que liderara el desarrollo de su tecnología de tomografía computarizada, y en 1981 el equipo de Anthony realizó un proyecto conjunto con el equipo de Sir Godfrey Hounsfield que cristalizó en el T-500 (Sirius), aparato que utilizaba un moderno tubo de rayos X y una corona de detectores, obteniendo las imágenes de manera mucho más rápida y con mucho menor consumo energético. En 1988 este prototipo estaba obteniendo imágenes 3D, con una calidad muy por encima que cualquier otro aparato de cuarta generación, siendo un 20% más barato.

El primer modelo del T-500 se instaló en el Academic Hospital en Utrecht, realizando su primer escáner volumétrico espiral en abril de 1988. Anthony estaba convencido de que el escáner espiral se convertiría en una tecnología diagnóstica esencial, aunque Philips dudase en introducir el diseño en el mercado altamente competitivo de la tomografía computarizada.

De vuelta al Reino Unido dedicó sus últimos años a impartir cursos de ingeniería eléctrica avanzada en la Oxford Brooks University.

Anthony fue un ejemplo de esos escasos individuos que saben tanto liderar como gestionar. Siempre vio en la figura de Sir Godfrey Hounsfield un innovador y no dudó en apoyarle, aunque sus ideas, al principio, fueran incomprendidas o malinterpretadas.

Era un enamorado de la música clásica y del estudio de la historia de la ciencia y de los instrumentos científicos. Le gustaba explorar la campiña británica, habitualmente al final de la tarde, para así poder mirar a las estrellas.

Autor:
Dr. Luis Humberto Ros


 

RAMÓN BARREDA ESCALANTE

Médico radiólogo mexicano (1957-2021), miembro de una de las sagas familiares más representativas de la radiología de su país. Con sólida formación americana, fue uno de los pioneros mundiales de la medicina a distancia, desarrollando el primer PACS, HIS y RIS de México en 1990.

Natural de Ciudad de México, hijo del Dr. Ramón Barreda Ramírez, considerado como uno de los pilares de la radiología mexicana, (expresidente fundador de la Federación Mexicana de Radiología e Imagen A.C y expresidente de la Sociedad Mexicana de Radiología e Imagen A. C.), realizó sus estudios de medicina en la Universidad Anáhuac de su ciudad natal, llevando a cabo su internado de pregrado y un año de cirugía general en la Universidad de Loyola, en Chicago (Illinois, USA), bajo la tutela del prestigioso Rogelio Moncada.

Realizó su residencia en Radiología e Imagen en el Centro Médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), complementando su formación postgraduada en la Universidad de Florida, Gainesville (Florida, USA), en el Shands Teaching Hospital, en el campo de la neurorradiología con los profesores Anthony Mancuso y Ronald Quisling; llegando a trabajar durante dos años como responsable del área de Resonancia Magnética Remota en este hospital.

Dotado de una enorme capacidad para el desarrollo de programas de manejo de imágenes digitales y de administración en radiología, puso en marcha en 1990 el primer PACS, HIS y RIS de su país. Trabajó para Hewlett Packard y Novel, siendo uno de los cuatro pioneros mundiales que desarrolló el manejo de imágenes digitales radiológicas en el sistema DICOM.

Trabajó durante 32 años en radiología privada, junto con su hermano y socio Raúl Barreda Escalante (también prestigioso médico radiólogo, expresidente de la Sociedad Mexicana de Radiología e Imagen A. C. y del Colegio Mexicano de Radiología e Imagen A. C., especializado en radiología abdominal, medicina nuclear e imagen mamaria bajo la tutela del profesor Pablo R. Ros, en la Universidad de Florida) y su padre, Ramón Barreda, constituyendo en la Ciudad de México el grupo “Barreda y Asociados Radiología e Imagen SC”, dotado con los más altos estándares de calidad, atención y servicio.

Ramón fue también asesor de múltiples instituciones privadas y públicas, así como de varias casas comerciales en el manejo, implementación y adaptación de sistemas digitales.

Fue acreedor de la medalla “Liderazgo Anáhuac en Ciencias de la Salud” como egresado distinguido de esta Universidad en el año 2009, siendo también Miembro Permanente del Consejo de Desarrollo de la Escuela de Medicina de esta misma Universidad.
Miembro activo de la Sociedad Mexicana de Radiología e Imagen, A. C., del Colegio Interamericano de Radiología y de la Radiological Society of North America, era asiduo conferenciante sobre temas de neurorradiología, tele radiología y manejo de imágenes digitales, no solo en su país sino también en Estados Unidos y Europa.

De carácter afable y cordial, buen conversador, amante y devoto de su familia, su esposa Celina y sus hijos Ramón y Celina fueron el motor de su incansable y brillante actividad.

Autores:
Dr. Pablo R. Ros
Dr. Luis Humberto Ros


 

MIGUEL STOOPEN ROMETTI

Nos ha dejado Miguel Stoopen y la radiología Mexicana, Latinoamericana, Hispana y global lloran su pérdida. Radiólogo mexicano (1938-2021), Miguel estaba considerado como uno de los mejores de su país y de los más representativos de toda Latinoamérica. Miguel fue un claro artífice del desarrollo y actual relevancia no tan solo de la Sociedad Mexicana de Radiología e Imagen (SMRI) sino también del Colegio Interamericano de Radiología (CIR), la organización que más ha contribuido a estrechar y fortalecer los lazos de unión y amistad entre la radiología latinoamericana con la española y norteamericana, incluyendo Estados Unidos y Canadá.

Natural de Ciudad de México, cursó sus estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), graduándose en 1961 y completando ulteriormente las residencias de Medicina Interna, Gastroenterología y Radiología en el Hospital General del Centro Médico Nacional del Instituto Mexicano del Seguro Social. Completó su formación con la sub-especialización en radiología abdominal en Paris, en el Hospital Saint Antoine, bajo la tutela del profesor Edouard Chéerigié.

De vuelta en su país, pasa a desempeñar, tras brillantes oposiciones, la plaza de Jefe de Radiología del Hospital de Especialidades del Centro Médico la Raza, y a partir de 1993 ocupa la dirección médica del Grupo C.T. Scanner.  En el 2000 Miguel es además nombrado Director del Departamento de Imagenología de la Clínica Lomas Altas, de la que fue vicepresidente ejecutivo entre 2009 y 2013.

Dotado de una gran capacidad docente e investigadora pronunció más de 1300 conferencias en distintos países latinoamericanos y europeos, siendo autor de más de 300 artículos científicos y de 14 capítulos de libro. Fue editor de la Revista Mexicana de Radiología entre 1981-2000 y editor fundador de este NOTI CIR, boletín electrónico mensual del CIR. También fue el impulsor y editor de la serie de libros de texto Avances en Diagnóstico por Imagen, colección de 17 monografías por autores del CIR, con una gran labor de difusión de los avances radiológicos en la radiología hispanoparlante.

Fue miembro distinguido de múltiples sociedades médicas, entre las que se encuentran la Radiological Society of North America (RSNA), la American Roentgen Ray Society (ARRS), la International Society of Radiology (ISR), el American Institute of Ultrasound in Medicine y la Societé Française de Radiologie (SFR). Miguel con gran talento organizativo, fue el fundador y sirvió como Secretario de la Asociación Mexicana de Hepatología,  Presidente de la Federación Mexicana de Radiología e Imagen y Presidente del CIR (2006).  Miguel recibió el reconocimiento de las sociedades de radiología de mayor prestigio mundial, sirviendo como Vicepresidente de la RSNA y Miembro del Board de la ISR.

En posesión de la Medalla de Oro de la Federación Mexicana de Radiología e Imagen y del CIR, así como de la Sociedad Mexicana de Radiología, fue además escogido como Miembro de Honor de la Sociedades Argentina, Hondureña, Ecuatoriana y Española de Radiología.

Miguel tuvo tal impacto en la radiología mexicana y latinoamericana que no se podría escribir su historia sin un capítulo dedicado a los muchos logros educativos, científicos y organizativos del Dr. Stoopen. Miguel era un hombre con proyección global, orgulloso de ser un radiólogo mexicano pero culturalmente adepto e integrado con la radiología francesa y norteamericana además de la latinoamericana. De fino olfato para buscar alianzas fructíferas y duraderas, sus gestiones redundaron en acuerdos de colaboración con la SFR, la SERAM y la RSNA que aportaron profesores y artículos para eventos del CIR y la SMRI. Es de destacar su labor durante décadas como Director Científico del Curso Internacional de la SMRI celebrado  tradicionalmente en Febrero en la Ciudad de México. Este curso se convirtió bajo su tutela científica en uno de los eventos educativos anuales de mayor éxito de asistencia e impacto en Latinoamérica con la participación de las primeras espadas de la radiología mundial y la co-esponsorización oficial de la RSNA, la SFR, y la SERAM.     

Hombre de carácter afable, de gran cultura y amante de la historia fue siempre próximo y dialogante con todos.  Extraordinariamente querido y respetado por sus compañeros y alumnos, desarrolló una importante labor de liderazgo, no solo en la radiología mexicana, sino en el conjunto de la radiología latinoamericana, contribuyendo de sobremanera a fortalecer los lazos de unión y de amistad con la radiología española, recibiendo meses antes de su fallecimiento el merecido nombramiento de Miembro de Honor de la SERAM.

Devoto y amante de la familia, se coordinaba a la perfección con su esposa Verónica, conformando una entrañable pareja fácil de identificar en la mayor parte de congresos, a los que asistían conjuntamente.

Autores:
Dr. Pablo R. Ros
Dr. Luis Humberto Ros


 

HELMUT DIEFENTHAL

Misionero médico norteamericano nacido en Alemania (1924-2019), que llevó a cabo su labor en Malasia y ulteriormente en Tanzania, recibiendo el Global Humanitarian Award del American College of Radiology en 2015 y la Medalla Béclere de la International Society of Radiology en 2016.

Nacido en Berlín, superviviente del antisemitismo de la época y de la primera línea del frente, pues sirvió en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial, obtuvo su título de médico en la Universidad Libre de Berlín en 1949, completando su residencia en medicina interna en el Wenckebach Hospital de esta ciudad en 1955. En 1952, durante su etapa de residente, contrajo matrimonio con Rotraut Garstka, su compañera durante el resto de su vida, con la que tuvo cuatro hijos.

En 1956 el matrimonio aceptó una propuesta de la Iglesia Luterana de América y comenzó su vida misionera en Malasia, tras cuatro años de servicio médico en distintas clínicas, la familia se trasladó al África Oriental, iniciando su actividad en un remoto hospital Luterano en Gonja, en las montañas Paré, al noreste de Tanzania.

En 1965 se planteó la apertura de un nuevo hospital en Moshi, Tanzania, se llamaría Centro Médico Cristiano Kilimanjaro (CMCK). Para poder trabajar en el servicio de radiología, Diefenthal necesitaba realizar la residencia en radiología. Por ello Helmut y su familia se trasladaron a Minneapolis, Minnesota, donde llevó a cabo su segunda residencia. En 1971 volvieron a Tanzania y Helmut organizó el servicio de radiología del nuevo hospital en sus distintas disciplinas. Al cabo de dos años la familia regresó a Minnesota y Helmut continuó su actividad profesional en el Hospital de Veteranos.

Tras su jubilación en el Hospital de Veteranos en 1988, el matrimonio regreso a Tanzania, al CMCK, con la meta a largo plazo de mejorar el nivel de la radiología en el país. Helmut trabajó como radiólogo y profesor de Radiología en la Tumaini University, incorporando en este periodo los ultrasonidos al CMCK.

En 1993 fundó la Escuela de Radiología Kilimanjaro, donde profesionales sanitarios no médicos recibían el certificado de Assistant Medical Officers (AMOs) en radiología, iniciando también un Programa de Residencia en Radiología. En los 14 años desde que se instauró el programa se han acreditado 15 médicos radiólogos y 105 AMOs. En el año 2016 en el CMCK había tres radiólogos formados por Helmut que llevaban las riendas del servicio.

En el año 2014, a la edad de 90 años, Diefenthal se retiró de modo definitivo, tras 25 años de servicio en Tanzania, y retornó con Rotraut a los Estados Unidos, continuando su apoyo a la Escuela de Radiología Kilimanjaro mediante colectas de fondos y envío de materiales. Falleció en junio de 2019, a la edad de 95 años, tras haber desempeñado su actividad profesional en cuatro continentes, con el reconocimiento de las más prestigiosas instituciones por su labor humanitaria y altruista.

En su funeral se aconsejó que en vez de flores se hicieran donaciones a la East African Medical Assistance Foundation, continuando así su labor de expansión de la radiología en Tanzania.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

JOHN BENTSON

Neurorradiólogo americano (1937-2020), que en 1973 inventó la guía que lleva su nombre, lo que supuso una mejora significativa en la realización de las técnicas de arteriografía cerebral hasta entonces realizadas con guías rígidas.

Nacido en Viroqua, Wisconsin, sus padres eran de ascendencia noruega, fue educado en la granja familiar, su madre seguía preparando comidas tradicionales de los países nórdicos tal como pescado blanco seco (lutefisk), y él se desplazaba a la escuela durante los inviernos mediante esquís de madera.

Su abuelo le animó a abandonar la granja y a cursar estudios superiores. Se graduó en química en la University of Wisconsin-Madison en 1957, obteniendo en 1961 su título de médico, cursando ulteriormente la residencia en radiología.

Viajó a la selva peruana en 1965, formando parte como médico de una misión humanitaria; sirviendo ulteriormente como radiólogo en la U.S. Army en Corea del Sur, donde aprovechaba su tiempo libre para recorrer el país en una motocicleta. En 1969 contrajo matrimonio con Sheridan Murphy.

Ese año, el Dr. Bentson inició su actividad en el UCLA Medical Center en Los Ángeles, siendo nombrado jefe del departamento de Neurorradiología en 1971. Posición que desempeñó durante tres décadas, hasta el año 2002, continuando ulteriormente trabajando en el hospital hasta su jubilación definitiva en 2014.

En los años setenta el campo de la neurorradiología estaba aún en pleno desarrollo, siendo John Bentson uno de sus primeros practicantes. Interesado por las nuevas tecnologías fue uno de los pioneros en la utilización de la TC en el estudio de la patología cerebral y medular; en busca siempre de opciones de innovación, describió una nueva guía para sustituir a las guías rígidas que se empleaban en esa época para llevar a cabo los estudios angiográficos cerebrales, que con cierta frecuencia originaban lesiones vasculares.

Concibió una guía más flexible, con una punta también flexible, y después de que la UCLA construyera un prototipo inicial para él, otros neurorradiólogos empezaron también a usar ese modelo. La empresa Cook Medical comenzó la fabricación del dispositivo en 1973, siendo todavía usado en la actualidad, conociéndose como la guía de Bentson.

Miles de pacientes se beneficiaron de esta innovación, por la que el Dr. Bentson nunca obtuvo beneficios comerciales, en cuanto que nunca registró su descubrimiento. Era feliz sabiendo que su guía continuaba siendo útil y ayudando a los pacientes. El Dr. Bentson falleció en 2020 por complicaciones del Covid-19.

Cuando su hija, médico pediatra, coincidió hace unos años con alguien que trabajaba para Cook Medical le dijo:
“Mi padre inventó esa guía metálica que usted vende”.

“¿Su padre es John Bentson?” le contestó.

De inmediato Cook Medical envió a la Dra. Bentson un paquete sorpresa: una vitrina de cristal que contenía una guía de Bentson enrollada, con una inscripción agradeciendo su contribución a la neurorradiología. La Dra. Bentson colocó la vitrina en su despacho.

El Dr. Bentson, siempre dispuesto a ir más allá de los límites establecidos, definió con su descubrimiento una nueva frontera en el campo de la neurorradiología.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

LIANE “LEE” RUSSELL

Genetista estadounidense (1923-2019) pionera en el estudio de los efectos nocivos de la radiación sobre los embriones, que consiguió que se aplicaran protocolos muy cuidadosos a la hora de efectuar exploraciones radiológicas a mujeres en edad fértil.

Liane Russell, la mayor de tres hermanos, nació en Viena. Su madre era profesora de canto y su padre ingeniero químico. Sus padres “alentaron su mente inquisitiva y la convencieron de que las niñas podían hacer cualquier cosa que pudieran hacer los niños”. Su familia, judía, huyo a Londres cuando los nazis invadieron Austria, y finalmente emigró a Estados Unidos.

Lee, como era conocida familiarmente, se graduó Summa Cum Laude en New York en 1945, con una licenciatura en Química y una especialidad en Biología. Su plan original de estudiar Medicina cambió radicalmente en 1943 cuando consiguió un trabajo de verano en un centro de investigación biomédica, el Laboratorio Jackson, en Maine, con William Russell como tutor. Esta experiencia temprana en genética de ratones la decidió a iniciar su carrera de investigación. Russell, con el que ulteriormente contraería matrimonio la animó a ir a la Universidad de Chicago para llevar a cabo su programa de doctorado.

A raíz de la Segunda Guerra Mundial y del bombardeo nuclear de Hiroshima y Nagasaki se iniciaron múltiples líneas de investigación acerca de los posibles efectos sobre la salud de la exposición a la radiación. Entre los científicos que investigaron en este tema había pocas mujeres, Liane Russell fue una de ellas.

En el año 1947, el año de su enlace, el matrimonio se trasladó a Tennessee para trabajar en el Laboratorio Nacional de Oak Ridge (ORNL), que había sido uno de los laboratorios secretos del Proyecto Manhattan sobre investigaciones nucleares. Allí la pareja empezó a estudiar los efectos de la exposición a las radiaciones en la “Casa del Ratón”, un centro de investigación creado por ambos que llegó a contener 200.000 roedores destinados a la investigación genética.

En 1949 obtuvo su doctorado con una tesis en la que demostraba que la exposición a la radiación en un día preciso del desarrollo embrionario causaba una determinada deformidad del pie del ratón, o que en otro grupo de ratones la exposición a la radiación provocaba la pérdida de sus colas.

Extrapolando los resultados a las mujeres, los Russell determinaron que el periodo más crítico de la gestación humana ocurre entre las dos y las seis primeras semanas de embarazo, cuando muchas mujeres aún no saben que están embarazadas. En 1952 publicaron un artículo en Radiology recomendando que las mujeres que pudieran estar embarazadas solo deberían ser expuestas a los rayos X durante las dos semanas posteriores al inicio de su último ciclo menstrual. En aquellos momentos estos descubrimientos fueron muy controvertidos, desencadenando la ira de algunos radiólogos y una serie de cartas de protesta al editor, pero en poco tiempo la llamada regla de 14 días (a veces 10 días) se hizo internacionalmente aceptada en la práctica radiológica.

Las investigaciones de Liane condujeron también al descubrimiento de que el cromosoma Y determina el sexo masculino en ratones y que solo uno de los cromosomas X está activo en las hembras.

Su trabajo científico, plasmado en 172 artículos, fue reconocido. Recibió la medalla Roentgen en 1973, fue elegida miembro de la Academia General de Ciencias en 1986 y, en 1994 le otorgaron el prestigioso Premio Enrico Fermi del Departamento de Energía. En 2013 el ORNL creó una Beca Russell destinada a que mujeres y miembros de minorías con doctorado pudieran iniciar su carrera investigadora.

Liane, la responsable de la invariable pregunta que se hace hoy en día a todas las pacientes en edad fértil a las que se les solicita un estudio radiológico: ¿está usted embarazada?, fue también una destacada activista ambiental, que jugó un papel decisivo en la protección de los ríos y las áreas naturales en Tennessee y una gran aficionada al chocolate.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

DR. ROBERT A. ZIMMERMAN

Neurorradiólogo americano (1938-2020), pionero en la utilización de la resonancia magnética para el estudio de la patología del sistema nervioso central y uno de los artífices del desarrollo de la neurorradiología pediátrica. Llevó a cabo su carrera durante 46 años en la Universidad de Pennsylvania y en el Children´s Hospital de Philadelphia.

Nacido en Philadelphia, se graduó en la Georgetown University School of Medicine, completando su residencia de radiología y un fellowship en procedimientos especiales en la Universidad de Pennsylvania. Pasó tres años en la Armada, alcanzando el grado de mayor, lo que en 1972 constituyó el segundo más alto rango jamás alcanzado por un oficial judío.

En ese mismo año se incorporó como “assistant professor” de radiología a la Universidad de Pennsylvania y en un meteórico ascenso fue promovido a “full professor” de radiología en 1981. Se trasladó al Children´s Hospital en 1989, desempeñando el cargo de jefe de Neurorradiología Pediátrica y Resonancia Magnética.

Destacó tanto en su faceta académica, siendo un profesor sumamente popular entre sus alumnos y residentes, como en su faceta investigadora buscando siempre la innovación, los procedimientos médicos más efectivos y novedosos. Fue uno de los artífices de la utilización de la resonancia magnética a nivel cerebral, contribuyendo de sobremanera al desarrollo de una neurorradiología pediátrica moderna, efectiva y menos agresiva.

Conferenciante invitado en más de 40 países, entre ellos Australia, Sudáfrica, Canadá, Inglaterra, Italia… su pasaporte estaba lleno de visas desde la primera a la última página dada su popularidad internacional. Publicó cerca de 500 artículos y varios libros de texto, desarrolló innumerables proyectos de investigación, formando parte de numerosos comités académicos y públicos. Sirvió como experto médico sobre aspectos legales en salud pública.

Mentor de varias generaciones de residentes, recibió en el año 2014 el “Richard D. Wood distinguished alumni award” y en 2018 el Children´s Hospital of Philadelphia creó en su honor la cátedra Robert A. Zimmerman de neurorradiología pediátrica.

Los que conocieron y trataron al Dr. Zimmerman, conocido popularmente entre sus amigos como Dr. Z, destacan su amabilidad, honestidad profesional y sentido del humor. Casado en 1960 con su esposa Dianne, educó a sus dos hijas, Rachel y Sara, en el entorno de la Ciudad Universitaria, comentaba a su mujer que quería vivir cerca del hospital para así poder llegar a tiempo a casa para la cena.

Experto ceramista, enseñaba esta disciplina en los campus de verano, era un gran aficionado a la fotografía, con su propio cuarto oscuro en el domicilio familiar. Coleccionaba mapas históricos así como grabados y dibujos médicos. Apasionado de las artes, elaboraba su propio vino y gustaba de realizar tareas de jardinería.

En conjunto, un hombre sumamente querido por sus colegas y respetado por sus residentes y alumnos, que posibilitó con su labor asistencial e investigadora la evolución de una disciplina como la neurorradiología en su vertiente pediátrica.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

DR. VICENTE PEDRAZA MURIEL

Médico español (1938-2014), catedrático de Radiología y Medicina Física de la Universidad de Granada, creador de una de las escuelas más brillantes de esta disciplina, fue también impulsor del Plan Nacional de Cáncer, ya en 1977.

Natural de Rute (Córdoba), aunque granadino de adopción, tuvo una infancia difícil en plena postguerra española. Su maestro recomendó a su madre, que tuvo que hacerse cargo de la familia al quedarse viuda, que lo hiciera estudiar. Tuvo que superar multitud de escollos hasta que el Ayuntamiento de su ciudad natal decidió otorgarle una beca para costear sus estudios, entre los años 1948 y 1955. Este hecho marcó impronta en el futuro catedrático, que siempre apostó, con total convencimiento, por la educación y el conocimiento.

Con el mejor expediente académico de la Facultad de Medicina de Granada, se formó ulteriormente en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid, así como en París y Estados Unidos, donde pasó 5 años de su vida. Ganó la cátedra de Radiología de la Universidad de la Laguna y en 1977 se incorporó como catedrático a la Facultad de Medicina de Granada, siendo elegido decano de ese centro universitario en 1984. Presentó su candidatura al rectorado en 1989, aunque no logró su propósito de convertirse en rector.

Hombre de ciencia, logró superar una larga enfermedad que conocía muy bien por su propia especialidad médica. Su constancia, su lucha y esfuerzo diario le permitieron pasar página ante aquella enfermedad y seguir sembrando reconocimientos, impartiendo conferencias y ayudando a las nuevas generaciones de radiólogos. Luchó como nadie para que España dispusiera de un Plan Nacional de Cáncer cuando estuvo al frente de la Federación Española de Sociedades Oncológicas en 1977.

Paseó su sabiduría por las mejores universidades europeas y americanas, acumulando premios como el Nacional de Investigación de la Asociación Española contra el Cáncer y el Nacional de Investigación de la Junta de Energía Nuclear, así como la Medalla de Oro de la Asociación Española de Radioterapia.

Universitario de pro, siguió manteniendo su relación con la Facultad de Medicina como profesor emérito tras su jubilación.

En 2008 el Consistorio de Rute le nombró Hijo Predilecto y Vicente Pedraza, que nunca defraudó a las personas que apostaron por él, en un emocionante discurso recordó los años difíciles de la niñez y el camino recorrido gracias a la beca concedida. Desde 2009 ocupó el sillón número 13 de la Real Academia Nacional de Medicina, un lugar solo reservado a los mejores maestros de la medicina española, por donde han desfilado personalidades de la talla de Don Santiago Ramón y Cajal o de Vallejo Nájera.

El profesor Pedraza deja tras sí un importante legado bajo la forma de una de las escuelas más prestigiosas de radiología del país.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

HARRY K. GENANT

Radiólogo americano (1942-2021) pionero en el campo la radiología musculoesquelética, parcela que lideró con entusiasmo y brillantez durante casi 50 años. Autor junto con los destacados radiólogos Gamsu y Moss del libro: Computed Tomography of the Body, texto de referencia de varias generaciones de especialistas.

Nacido en Freeport (Illinois), su vocación inicial fue la de astronauta, llegando a realizar un corto periodo de entrenamiento en la U. S. Air Force Academy, donde comprobó que no estaba hecho para la disciplina militar. Llevó a cabo sus estudios de medicina en la Northwestern University de Chicago, graduándose en 1967. Tras su internado en la Johns Hopkins University realizó la residencia en radiología en la University of Chicago, siendo jefe de residentes y ulteriormente assistant profesor hasta 1974, fecha en la que se incorporó como Jefe de Radiología Musculoesquelética a la University of California, San Francisco (UCSF), donde durante más de 30 años modeló la reputación internacional de esta institución en esa disciplina.

Desplazó el campo de la radiología musculoesquelética desde la interpretación subjetiva de la imagen al análisis cuantitativo, su artículo: Quantitative  bone mineral analysis using dual energy computed tomography, publicado en 1977 en Investigative Radiology, supuso un hito que ulteriormente se materializó en la Quantitative Imaging Biomarker Alliance (QIBA) desarrollada por la Radiological Society of North America (RSNA).

Otra brillante iniciativa fue el desarrollo de un sistema de gradación de las fracturas osteoporóticas vertebrales publicado en 1993, que se ha usado como referencia para la adecuada caracterización de la osteoporosis. Durante su periplo en la UCSF fundó el Osteoporosis and Arthritis Research Group (OARG), grupo multidisciplinar que lidera el campo de la investigación mundial en diagnóstico por imagen de la osteoporosis y artritis.

En 1998, mucho tiempo antes de que Silicon Valley fuese conocido por su espíritu innovador, el profesor Genant fundo Synarc (actualmente: Synarc-BioClinica), una organización dedicada a la investigación y gestión de la imagen cuantitativa y los biomarcadores en los ensayos farmacéuticos multicéntricos y multinacionales.

“Harry”, como afectivamente se le conocía, tuvo un alto perfil académico, con una prodigiosa productividad: editor o coeditor de más de 40 libros, autor o coautor de más de 300 capítulos y artículos invitados, de más de 600 artículos en “peer-review” journals, siendo también un solicitado conferenciante.

Presidente de la International Skeletal Society, de la Association of University Radiologists, fue editor asociado de Bone Ortopedic Translation, así como miembro del equipo editorial de Skeletal Radiology, Osteoporosis International y del Journal of Bone and Mineral Research.

Miembro de Honor de la American Academy of Orthopedic Surgeonsy de la International Societyfor the Study of the Lumbar Spinefue miembro destacado de laItalian Radiological Societyde la Chinese Osteoporosis Societyde la Chilean Society of Osteologyde la Hungarian Society of Osteology y de la European Society of Skeletal Radiology.

Persona próxima y dialogante, celebraba los logros de los componentes de su equipo y colegas invitándoles a cenas y fiestas de verano en su residencia de Tiburón. Era tradicional su invitación, en el curso del Congreso de la RSNA en Chicago, al Chicago Yacht Club donde reunía a los líderes en radiología musculoesquelética de todo el mundo y a sus colaboradores en una comida de confraternización.

Científico brillante y carismático deja tras sí un importante legado.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

Harvey L. Neiman

Radiólogo americano (1943-2014), brillante líder y visionario de la radiología, presidente del American College of Radiology, institución con la que propulsó hitos históricos en la promoción de la calidad, seguridad y eficiencia de los cuidados de salud en el campo del radiodiagnóstico.

Natural de Detroit, realizó sus estudios de medicina en la Wayne State University. Tras un internado en el University Cincinnati Hospital completó su residencia en radiología y un fellowship en angiografía en el University of Michigan Medical Center.

Profesor de radiología en la Northwestern University Medical School y en la Temple University School of Medicine; entre 1985 y 2003 fue chairman del Departamento de Radiología en The Western Pennsylvania Hospital en Pittsburgh. Desempeñó también los puestos de jefe de radiología cardiovascular en el Walter Reed Army Medical Center y jefe de radiología cardíaca en el University Hospital de Ann Arbor, Michigan.

El Dr. Neiman fue miembro y “distinguished fellow” del American College of Radiology (ACR) durante casi 40 años. Componente del ACR Board of Chancellors desde 1994 a 2002, fue nombrado chairman del Board en el año 2000.

Bajo el liderazgo del Dr. Neiman el ACR se convirtió en una de las sociedades médicas más grandes y con mayor influencia del mundo. Fue pionero en dos iniciativas: Image Wisely and Image Gently destinadas a incrementar la concientización sobre la necesidad de disminuir la dosis de radiación utilizada en diagnóstico médico, guiando el desarrollo del Dose Index Registry, destinado a optimizar la dosis de radiación utilizada en los pacientes sometidos a exploraciones tomodensitométricas.

Durante su mandato se creó el ACR Education Center con la finalidad de formar a los radiólogos en imagen médica avanzada y procedimientos guiados por imagen. Tras el cierre del Walter Reed Army Medical Center, que albergaba el curso de renombre mundial sobre correlación radiológico-patológica que impartía el Armed Forces Institute of Radiology (AFIP), promocionó la creación del American Institute for Radiologic Pathology (AIRP), preservando así más de un siglo de conocimientos y posibilitando que los futuros residentes pudieran seguir recibiendo este tipo de formación, que ya se había convertido en un clásico.

Más recientemente Neiman contribuyó a la formación del Radiology Leadership Institute (RLI) para proporcionar a los líderes en radiología formación en el campo de la administración y de las estrategias de salud. Estuvo también involucrado en la creación del Journal of the American College of Radiology (JACR) y en el Annual ACR Forum.

Por sus muchos méritos recibió la medalla de oro tanto del ACR como de la Radiological Society of North America (RSNA), así como el Distinguished Service Award from the Society of Radiologist in Ultrasound, entidad que contribuyó a crear y en la que desempeñó el cargo de presidente. Recibió también la Béclere Medal, el más alto honor de la International Society of Radiology.

Publicó más de 120 artículos y 26 capítulos de libro, siendo autor del libro: Angiography of Vascular Disease. Pronunció más de 277 conferencias invitadas en distintos países del mundo.

Orgulloso de su familia, su esposa Ellen y sus dos hijas: Jennifer y Hilary, fueron el motor de su incansable actividad.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

Derek Harwood

Radiólogo sudafricano, afincado en Canadá (1936-1996), pionero en el campo de la neurorradiología pediátrica, e impulsor de esta disciplina como subespecialidad. Fundador y primer presidente de la World Federation of Neuroradiological Sciences.

Nacido en Bulawayo, al sur de Rodesia, realizó sus primeros estudios en su ciudad natal, graduándose en Medicina por la University of Cape Town en 1960. Tras su internado en el Goote Schuur Hospital inicia la especialidad de neurocirugía en el Hospital for Sick Children de Toronto, Canadá. En el año 1964 cambia a radiología, completando su residencia en esta especialidad en 1967.

Fue jefe de la División de Neurorradiología Pediátrica  del Hospital for Sick Children de Toronto entre 1968 y 1978 y Chairman en esta misma institución desde 1978 a 1988. Su contribución al campo de la neurorradiología pediátrica durante más de 30 años posibilitó el reconocimiento y la aceptación internacional de esta disciplina. La publicación en 1976 junto con Charles Fitz de su libro en tres volúmenes Neurorradiología del lactante y del niño le convirtió en una autoridad de referencia en este campo.

Autor de 7 libros y más de 200 publicaciones, el rasgo diferencial de su trabajo lo constituye su capacidad de adaptación de las diferentes tecnologías y técnicas a la población pediátrica, documentando claramente estas adaptaciones y evaluando su importancia en el manejo clínico del paciente. Transformó la neurorradiología pediátrica de una oscura ciencia basada en la arteriografía y neumoencefalografía a la realidad actual basada en las modernas técnicas de imagen.

Creador de un prestigioso programa de residencia en el Hospital for Sick Children, este contemplaba también la realización de un fellowship  de un año de duración en neurorradiología pediátrica. Era un gran honor ser aceptado como fellow en el Departamento del Dr. Harwood Nash. Fundador de la World Federation of Neuroradiological Sciences, fue su primer presidente (1994-1998), estando también involucrado en la creación de la Pan African Neuroradiological Society.

Entre sus premios y distinciones cabe destacar: Presidente de la American Society of Neuroradiology (1986), Chairman del Comité Ejecutivo de la American Society of Paediatric Radiology (1986-1987), Fellow Honorario del College of Radiology of the College of Medicine of South Africa (1991). Extraordinario conferenciante pronunció más de 300 conferencias invitadas alrededor del mundo.

Mantenía sólidos lazos de unión con su país de origen, en cuanto que durante 25 años regresó con su familia siempre que le era posible, cooperando con las actividades científicas de la University of Cape Town, en los primeros años cubriendo él mismo los gastos del desplazamiento.

Persona de gran entusiasmo y energía, con gran capacidad de liderazgo, era un hombre cultivado y de mundo, dotado de un gran sentido del humor. Genuinamente interesado en su gente, regularmente llamaba a sus amigos y antiguos fellows para interesarse por su situación y actividades profesionales.

Amante de las actividades acuáticas, practicaba natación y era aficionado a la pesca, actividad que llevaba a cabo desde su potente barco a motor en el lago de Bays, al norte de Toronto.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

E. Robert Heitzman

Radiólogo americano (1927- 2020), experto en radiología torácica, pionero del concepto de correlación radiológico-patológica, autor de libros clásicos como: “El Pulmón: Correlación radiológico-patológica” o “El Mediastino” que en su momento marcaron un hito en la especialidad.

Nacido en Syracuse, New York, realizó sus estudios primarios en la Elmwood School y tras completar 5 semestres en la Syracuse University fue admitido en la escuela de medicina, que tuvo que abandonar temporalmente para enrolarse en la Marina. Se graduó en 1951, contrayendo matrimonio en 1954 con Betty Brookins el amor de toda su vida.

Realizó su residencia en radiología, así como un fellowship en la University of Minnesota, sirviendo ulteriormente en la Fuerza Aérea durante la Guerra de Corea, pasó 21 meses en la Barksdale Air Force Base. En 1957 volvió a Syracuse, como assistant profesor en la SUNY Upstate (State University of New York), donde alcanzó el cargo de director del Departamento de Radiología. Desempeñó también el cargo de jefe de Radiología del Crouse-Irving Hospital y del Veterans Affairs Medical Center de esta misma ciudad.

Investigador mundialmente reconocido en el campo de la anatomía y patología pulmonar es autor de textos clásicos tan reputados como: “El Pulmón: Correlación radiológico-patológica” o “El Mediastino”, así como de cientos de artículos sobre enfermedades torácicas.

La universidad de New York le concedió el título de Distinguished Professor y en 1998 estableció  la cátedra E. Robert Heitzman Professor of Radiological Research, como reflejo  de la amplia influencia que tuvo sobre sus residentes, colegas y amigos.

Fue presidente del American College of Radiology en 1973, presidente de la Fleischner Society en 1978 y presidente de la Radiological Society of North America en 1990. Más de una docena de sociedades médicas y científicas contaron con el Dr. Heitzman como miembro clave de sus cuadros directivos y comités institucionales. Afamado docente fue invitado a dar conferencias en más de 90 hospitales y universidades de 14 países.

Gran aficionado al golf, le gustaba todo tipo de práctica deportiva, era un apasionado seguidor de los equipos de baloncesto y futbol americano de la Syracuse University.

Devoto católico durante toda su vida, enamorado parroquiano de Santa Ana, sirvió como Ministro Eucarístico, en sus últimos años llevando el sacramento al asilo de ancianos de San Camilo en su ciudad natal.

Excelente investigador y docente, prestigioso líder y visionario en el campo de la radiología torácica, ejemplo para colegas y médicos en formación, es recordado como una gran persona, próxima y dialogante, amante de su familia y sus amigos.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

Sanjiv Sam Gambhir

Radiólogo americano de origen hindú (1963-2020), líder global en técnicas avanzadas de imagen molecular y detección precoz del cáncer. Chairman de la Universidad de Stanford, desarrolló la tomografía por emisión de positrones con registro genético, por lo que se le considera como el padre de la imagen molecular.

Nacido en India, se trasladó con su familia a Arizona en 1969. Se graduó en física en la Arizona State University en 1983, completando ulteriormente en la University of California, Los Ángeles (UCLA), un programa de biomatemáticas, graduándose también en medicina; fue en este momento en el que desarrolló la visión del poder de la medicina a través de la física.

En 1994 empieza a trabajar en la UCLA con Michael Phelps pionero de la imagen mediante tomografía por emisión de positrones. Con su especial mentalidad, que combinaba física, matemáticas y medicina nuclear, Gambhir en 2001 era ya el líder del Instituto de Imagen Molecular y vicechairman del Departamento de Farmacología Médica y Molecular. Dos años más tarde aceptó el cargo de Jefe de la División de Medicina Nuclear en la Universidad de Stanford.

Allí desarrolló la técnica de tomografía por emisión de positrones con registro genético, un nivel más avanzado, que permite marcar ciertos tejidos en dependencia de su actividad genética, posibilitando no solo definir el lugar donde el proceso neoplásico se está desarrollando sino aportar los detalles de índole molecular que conducen al desarrollo del tumor, contribuyendo así a planificar una posible terapia personalizada.

Durante sus 17 años en Stanford fue director del Departamento de Radiología, creando el Centro de Diagnósticos Integrados y Detección Precoz del Cáncer y el programa de Imagen Molecular. Convencido de que focalizar la atención médica en la enfermedad ya evolucionada aportaba pocos resultados, impuso su visión de futuro, focalizada en la detección precoz del cáncer de una manera proactiva, logrando una gran inversión de fondos, tanto públicos como privados, destinados a este fin.

La muerte de su hijo adolescente en 2013 a consecuencia de un tumor cerebral estimuló más, si cabe, su afán investigador y su compromiso y dedicación a la tarea impuesta.

Fue también pionero del concepto de monitorización pasiva, con la idea básica de determinar la salud de los pacientes mediante determinaciones mínimamente invasivas, recogiendo así información suficiente para definir en una fase inicial las desviaciones del estado de salud.

Autor de más de 700 artículos, con más de 40 patentes de investigación, creyendo firmemente en el concepto de investigación traslacional fundó un programa destinado a acelerar la aplicación de los descubrimientos científicos a la práctica asistencial, en el que participaban 21 compañías. Más allá de la Universidad de Stanford desempeñó importantes tareas de liderazgo en distintos comités y organizaciones, incluyendo el Advisory Council of the National Institute of Biomedical Imaging and Bioengineering, formando parte también del comité editorial de varias publicaciones científicas.

Dotado de una gran capacidad docente tuteló a más de 150 investigadores postdoctorales, los cuales destacan de él su personalidad próxima y dialogante, calificándolo como un investigador brillante, pero sobre todo como un gran ser humano.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

Harvey l. Nisenbaum

Radiólogo americano (1943-2020), pionero e impulsor de la ultrasonografía en su país, líder de la radiología de Philadelphia durante más de cuatro décadas, desempeñó el cargo de chairman de la Universidad de Pennsylvania desde 2001 a 2018.

Nacido en Boston, se graduó en la Tufts University School of Engineering y en la Tufts Medical School, completando un internado en cirugía en el Mount Sinai Hospital de Nueva York y la residencia en radiología en el Montefiore Medical Center de esa ciudad.

Sirvió como teniente en la Marina y desempeñó el puesto de director de ultrasonidos en el Naval Medical Center de Philadelphia de 1974 a 1976.

Facultativo en el Albert Einstein Medical Center de esta ciudad como jefe de la Sección de Ultrasonidos y director del Einstein´s Department of Radiology, en 1993 se incorporó a la Universidad de Pennsylvania desempeñando el cargo de chairman  desde 2001 a 2018, etapa que constituye el periodo más largo ejercido por ningún otro chairman en dicha universidad. Bajo su liderazgo el Departamento de Imagen Médica introdujo extraordinarios avances científicos que contribuyeron sobremanera a la mejora de la práctica clínica y la misión del hospital.

Durante sus 25 años en la universidad de Pennsylvania formó parte de 19 comités hospitalarios, siendo un gran impulsor de la educación médica y la formación de residentes, desempeñando un importante papel en la incorporación de los ultrasonidos en el curriculum de la facultad de medicina.

Como investigador escribió más de cien artículos científicos y capítulos de libro, siendo director de once proyectos de investigación y un solicitado conferenciante. Formó parte del comité editorial de seis revistas radiológicas.

Miembro de quince sociedades médicas y profesionales, consideraba que jugaban un importante papel en el avance de la radiología, fue presidente de la World Federation for Ultrasound in Medicine and Biology, del American Institute of Ultrasound in Medicine y de la Pennsylvania Radiological Society. Su pasión fue introducir los ultrasonidos en los países subdesarrollados, lo que llevó a cabo a través de su puesto en la World Federation for Ultrasound y también mediante un año sabático que dedicó a dicha tarea.

A principio de 2020, antes de su fallecimiento en octubre, fue reconocido con el Peter H. Arger, M. D. Excellence in Medical Student Education Award, concedido por el American Institute of Ultrasound in Medicine. La Universidad de Pennsylvania también creó el Harvey Nisenbaum Award for Medical Imaging Research, orientado a estimular la creatividad de los jóvenes investigadores: “Es un placer leer un nuevo e interesante estudio y darte cuenta que el autor es alguien al que ayudaste durante su etapa de formación”, fueron sus palabras de agradecimiento al conocer el galardón.

Viajero infatigable, visitó más de sesenta países, le gustaba conocer y explorar nuevas culturas a través del arte, la arquitectura y la gastronomía. Mantuvo un amplio abanico de amigos y colegas alrededor del mundo.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros


 

Carl Fuhrman

Radiólogo americano (1952-2020), considerado como uno de los mejores educadores de su país, fue profesor y jefe de la Sección de Radiología Torácica de la Universidad de Pittsburgh durante 27 años.

Natural de Erie, ciudad industrial situada a las orillas del lago del mismo nombre, en Pensilvania, el menor de cuatro hermanos, perteneciente a una familia sin grandes recursos económicos, destacó ya en sus estudios primarios, ganando una beca en 1970 que le permitió realizar el bachiller en la rama de ciencias y cursar ulteriormente los estudios de medicina en la Universidad de Pittsburgh, graduándose “cum laude” en 1979 y recibiendo, en el transcurso de esta última etapa, el “James D. Heard Senior Prize” como mejor estudiante de su promoción.

Amante de los retos y de lo desconocido eligió radiología como especialidad en cuanto que según decía: “en ella se deben de buscar las razones y las causas que explican aquello que ves”.

Completó su residencia en radiología en 1983 y comenzó su labor docente en la Universidad de Pittsburgh como ”assistant professor” en ese mismo año. Dotado de una especial sensibilidad y habilidad para la enseñanza ya en 1985 recibió, por votación de sus alumnos, el galardón de “Teacher of the Year”. Alcanzó la categoría de “full professor” en 1994.

Director de educación médica pregraduada, ganó en nueve ocasiones el Golden Apple Award concedido por los estudiantes al mejor profesor de la facultad de medicina, hecho relevante en cuanto que la asignatura de radiología ni tan siquiera formaba parte del curriculum básico de la carrera.

Con un conocimiento enciclopédico de la medicina y de la radiología en particular, su pasión, para la que estaba extraordinariamente dotado, era la docencia: fue reconocido en quince ocasiones con el “Ronal J. Hey Excellence in Teaching Award“ en radiología, distinción, concedida por los residentes de su hospital, que en 2016 recibió su nombre, pues como comentaba un compañero suyo: “automáticamente la ganaba año tras año”.

Fue votado por sus compañeros de la Association of University Radiologist como el mejor docente del año 2013, siéndole concedido el President´s Distinguihed Teaching Awards de esta institución.

Especializado en radiología torácica, tuvo un gran impacto sobre una generación de radiólogos y residentes, muchos de los cuales se dedicaron a esta parcela impresionados por su liderazgo y vocación docente.

Conforme su red de discípulos y su esfera de influencia se expandía, cada vez era más solicitado como conferenciante en distintas partes del mundo: Turquía, Sudafrica, China, España…Podría haber trabajado en cualquier lugar del mundo, pero eligió hacerlo en Pittsburgh.

Soltero empedernido, podría decirse que estaba casado con su trabajo y que su trabajo era su vida, se ofrecía voluntariamente para trabajar los días de fiesta o en vacaciones con objeto de que sus compañeros pudieran tener más tiempo para disfrutar con sus familias.

Persona de gustos sencillos, viajero infatigable, amante de la lectura, su única concesión fue un Corvette 1971, su automóvil deportivo blanco con tapicería roja, que cuidaba con sumo esmero (“tenías que ponerte guantes para tocarlo” decía su hermana), que solo conducía unas cuantas veces al año y que siempre producía el asombro y la admiración de quienes lo veían, que se paraban para preguntarle sobre el mismo.

Reseña Dr. Luis Humberto Ros