Yuji Itai

Radiólogo japonés (Tokio, 26 de octubre 1941 – Tokio, 19 de enero 2003), considerado como uno de los más sobresalientes radiólogos gastrointestinales del mundo, destacando fundamentalmente en el estudio de la hemodinámica y enfermedades del hígado.

Realizó sus estudios de medicina y su especialización en radiología en la Universidad de Tokio, permaneciendo en esta institución hasta 1990, año en que se trasladó a la Universidad de Tsukuba como jefe del Departamento de Radiología. Poco antes de su fallecimiento, fue nombrado director asociado del Hospital Universitario.

Desde el punto de vista de la investigación clínica, se dedicó fundamentalmente al estudio de la patología del páncreas e hígado, siendo pionero a finales de la década de los 70 en el estudio de la hemodinámica hepática mediante tomografía computarizada, utilizando técnicas de perfusión secuencial. Destacó también en el campo de la investigación básica, al estudiar las posibilidades de la imagen con haces monocromáticos de rayos X.

Publicó más de 400 artículos, 60 de ellos en Radiology y American Journal of Roentgenology. Plenamente comprometido en la faceta docente, muchos de los componentes de las modernas generaciones de radiólogos japoneses, de otros países asiáticos o de Europa del Este se formaron bajo su tutela o contaron con su apoyo.

Internacionalmente conocido, cooperó activamente con diversas sociedades radiológicas: Radiological Society of North America, American Roentgen Ray Society, European Association of Radiology, Society of Gastrointestinal Radiologists, International Society of Magnetic Resonance in Medicine. Desempeñó además un liderazgo indiscutible en las diversas organizaciones radiológicas de su país.

Fue uno de los primeros miembros internacionales del equipo editorial de la revista Radiology. En 2002, fue nombrado miembro honorario de la Radiological Society of North America.

En marzo del año 2003, fue nombrado, a título póstumo, miembro honorario del European Congress of Radiology. Reiko Nakanishi, la más joven de sus hijas, fue la encargada de pronunciar el discurso de contestación.

Puede considerársele como uno de los máximos representantes de la radiología académica, combinando de forma magistral la faceta asistencial, la docente y la investigadora.