Robert Dick

Radiólogo australiano (1937-2019), padre fundador de la radiología intervencionista y presidente de la British Society of Interventional Radiology (BSIR).

Nacido en Sydney, Australia, su padre era médico general y su madre una de las primeras que ejerció la carrera de farmacia en su país. Desde su infancia estuvo inmerso en el mundo médico, acompañando a su padre en las visitas que este realizaba a sus pacientes.

Estudió la carrera en la Universidad de Sydney, graduándose con máximas calificaciones en 1960. Se trasladó al Reino Unido en 1966, donde llevó a cabo la especialidad de radiodiagnóstico. Tras una temporada en Atenas como radiólogo de la Embajada Australiana regresó a Londres, al Royal Free Hospital, donde coincidió con la legendaria y reputada hepatóloga Sheila Sherlock, quien le ayudó a adaptar muchos de los nuevos procedimientos radiológicos de índole terapéutica.

Eran los tiempos de inicio de lo que más tarde se conocería como radiología intervencionista: técnicas innovadoras, en ocasiones peligrosas, vistas con escepticismo y a veces con oposición tanto por algunos radiólogos como por cirujanos. Durante años, en los inicios, Bob, como le llamaban sus compañeros, era la única persona a la que podía llamarse si se requería un procedimiento de emergencia.

Como todos los pioneros, verdadera fuerza conductora, supo crear un grupo de especialistas de distintos hospitales de Londres interesados en el tema, que se reunían mensualmente, para discutir procedimientos y presentar casos, incluyendo los “errores”, lo que posibilitó una rápida curva de aprendizaje y una sólida relación entre los miembros del grupo.

Intervencionista total, centrado en los procedimientos hepatobiliares, diseñó nuevos modelos de cestillas para la extracción percutánea de litiasis del tracto biliar y recuperación de cuerpos extraños intravasculares, contribuyendo a la implantación y desarrollo de la técnica TIPS (transjugular intrahepatic portosystemic shunt) en el Reino Unido.

Autor de numerosos artículos, en 1987 coeditó junto a Sheila Sherlock, James Dooley y Manuel Viamonte Jr el libro: Imagen en patología hepatobiliar.

Fundador de la British Society of Interventional Radiology, segundo presidente de la misma, recibió la Medalla de Oro de la Sociedad en 2001.

Su amabilidad, generosidad y modestia posibilitaban que sus pacientes mantuviesen siempre su confianza en él aunque las cosas no fuesen bien, a veces incluso en situaciones límite. Su carácter jovial, su disponibilidad y entusiasmo por la radiología facilitaba que fuese visto por los médicos jóvenes, residentes y estudiantes como la persona a quien acudir en caso de duda, nunca rechazó la realización de un procedimiento aunque fuese en horario intempestivo, animando siempre a los jóvenes con sugerencias o comentarios sobre los casos que le proponían a consulta.

Enamorado de la docencia mantuvo su actividad académica hasta más allá de los 70 años.

Deportista, amante de la ópera y la música clásica, graduado en Historia del Arte, solía participar en las obras de teatro que se celebraban por Navidad en su hospital, desempeñando siempre papeles de villano.