Richard Baron

Radiólogo americano (marzo 1949, Springfield, Massachussets - mayo 2017, Chicago), autoridad mundial en el diagnóstico por imagen de la patología hepática, destacado educador e investigador en este campo.

Se graduó cum laude en la Universidad de Yale en 1972, en donde realizó el internado en medicina interna, para ulteriormente, a partir de 1976, llevar a cabo su residencia en radiología y un fellowship en radiología abdominal en el Mallinckrodt Institute de la Universidad de Washington.

Chairman de radiología de la Universidad de Pittsburg entre 1992 y 1999, presidente de la Asociación de Facultativos de dicha universidad, destacó en esa etapa por su labor de fomento del desarrollo e implantación de las más recientes innovaciones radiológicas. Consciente de la importancia de la faceta administrativa en su labor como director de departamento completó su formación con un master de gestión en la Katz Graduate School of Business de dicha universidad.

Profesor de Radiología en la Universidad de Chicago desde el año 2002, desempeñó el cargo de chairman del Departamento de Radiología entre 2002 y 2011, siendo Decano de Práctica Clínica entre 2011 y 2013.

Rich, como le llamaban sus amigos, fue pionero en el estudio de la patología hepática mediante las modernas técnicas de imagen, investigador principal en más de una docena de proyectos de investigación, coautor del libro Multislice CT of the Abdomen, que en su momento constituyó uno de los textos más destacados en radiología abdominal. Son bien conocidos a nivel mundial los artículos sobre cirrosis y hepatocarcinoma elaborados por su grupo de trabajo. Autor de más de 150 artículos científicos en las revistas de mayor prestigio y de 53 capítulos de libro, demandado conferenciante, pronunció más de un centenar de conferencias invitadas en distintas partes del mundo. Fue editor de Radiology entre 1991 y 1996 y de Liver Transplantation entre 2004 y 2009.

Miembro muy activo de diversas sociedades y organizaciones, fellow del American College of Radiology, fue presidente de la Society of Gastrointestinal Radiologists y de la Society of Computed Body Tomography and Magnetic Resonance; como presidente del Consejo Directivo de la Radiological Society of North America (RSNA) desempeñó un destacado papel como embajador de la misma, estableciendo importantes nexos de unión y proporcionando recursos educativos, así como opciones de colaboración entre las comunidades radiológicas de distintos países, lo que le valió importantes reconocimientos internacionales, entre otros: fellow honorario de la European Society of Gastrointestinal and Abdominal Radiology en el año 2008, o la medalla de oro de la Asian Oceanian Society of Radiology en 2014. Recibió también distinciones de las Sociedades Radiológicas de España, Francia e Italia, así como del Real Colegio de Cirujanos de Irlanda.

Consumado profesional, destacó por sus valores humanos: fue una persona de carácter jovial y extrovertido, sumamente asequible, trataba a todo aquél que se le acercaba con sumo respeto, quienes le conocieron destacan su faceta como mentor de los colegas más jóvenes, así como su afán permanente de aprendizaje. Aficionado a la práctica deportiva, la muerte le sobrevino jugando un partido de tenis.

Será recordado no sólo como un gran innovador y educador en el campo de la imagen hepática, sino también como un embajador de la radiología que posibilitó nexos de unión y cooperación entre las diversas comunidades radiológicas, facilitando el desarrollo de las mismas.