Dr. Olle Olsson

Radiólogo sueco (1911-1999), uno de los máximos representantes de la pujante escuela sueca de mediados del siglo XX, creador del primer departamento de radiología experimental.


Cursó sus estudios de medicina y su residencia en radiología en la Universidad de Lund, defendiendo su tesis doctoral en 1943, fecha en la que pasó a desempeñar la posición de profesor asociado en el Hospital Universitario de Lund. Seis años después fue nombrado chairman del Departamento de Radiología, cargo que desempeñó hasta 1977, fecha de su jubilación.

En su primera época llevó a cabo reputados estudios en el campo de la urorradiología y de la neurorradiología, progresivamente su interés por la investigación le condujo a crear un departamento de radiología experimental, enfatizando además la importancia de un departamento de radiología central, bien estructurado y administrado.

Estas iniciativas despertaron un gran interés por la innovadora radiología sueca (en esa época incluso en los países más desarrollados los radiólogos eran considerados como meros "asistentes" de otros especialistas) y muchos líderes radiológicos de distintas partes del mundo, incluyendo Estados Unidos, viajaron a Lund para realizar estancias de investigación y aprendizaje.

Durante más de 20 años, entre 1956 y 1977 compaginó su actividad radiológica con la de director médico del hospital universitario, viéndose directamente implicado. Fue una de las principales fuerzas conductoras, en la planificación y construcción del edificio del nuevo hospital, cuyo diseño atrajo también el interés internacional.

Consejero científico del Ministerio de Salud y Bienestar de su país entre 1970 y 1977, fue presidente de la Sociedad de Radiología Médica Sueca, de la Sociedad Escandinava de Radiología y de la Asociación Europea de Radiología (EAR). Consejero de la Organización Mundial de la Salud, formó parte de su Asamblea General.

Fue miembro honorario de más de 50 sociedades radiológicas nacionales, entre ellas la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA) y el Colegio Americano de Radiología (ACR).

Experto conferenciante, fue profesor visitante en numerosas universidades.

Enfatizó siempre entre sus discípulos la importancia del paciente: la finalidad de su actividad clínica era lograr que los resultados de la exploración radiológica posibilitasen el adecuado tratamiento del mismo.

Verdadero líder de escuela, sus discípulos (entre otros Erik Boijsen, Holger Pettersson, Helen Redman) lo definen como un jefe exigente pero leal, próximo y dialogante, siempre pendiente del bienestar de los compañeros y trabajadores del servicio, destacando su constante apoyo personal.

Considerado como un gigante en el mundo de la radiología, digno sucesor de Gösta Forssell, el primer radiólogo sueco que ya en 1916 postuló que la radiología debía ser una disciplina independiente, deja un legado estelar a la comunidad radiológica, del que se beneficiarán tanto pacientes como radiólogos en los años venideros.

Autor: Dr. Luis Ros