Dr. Maurice Tubiana

Radiólogo francés (Constantine, 25 de marzo,1920- París, 24 de septiembre, 2013), creador de la escuela francesa de radiología, considerado como uno de los investigadores en oncología de mayor renombre a nivel mundial y una de las máximas figuras en el campo de la radioterapia.

Nacido en Argelia, en el seno de una rica familia dedicada a la industria textil, realizó sus estudios en París, graduándose en medicina y física en 1945. Previamente enrolado en la Resistencia, tras la promulgación de las leyes antisemitas del gobierno de Vichy, había combatido en Túnez, participando en el desembarco de Provence.

Tras una estancia en la Universidad de Berkeley, durante el curso 1948-1949 dedicada al aprendizaje de los principios de la biofísica, comenzó a trabajar en el Instituto Gustave Roussy en Villejuif, cerca de París en 1951. Allí, alcanzó la jefatura del Departamento de Radioterapia en 1958, antes de convertirse en el quinto director de este centro líder en el tratamiento y la investigación del cáncer; puesto que desempeñó entre 1982 y 1989.

Doctor en medicina, biólogo y experto en radiobiología, el profesor Tubiana desempeñó un papel crítico en el desarrollo de la radioprotección y radioterapia modernas. Su influencia y carisma contribuyó sobremanera al progreso de la radiología europea de su época. Puso en marcha, junto a Frédéric Joliot-Curie, el primer betatrón y luego el primer equipo de telecobaltoterapia.

Junto a los componentes de su equipo fue el primero en utilizar la informática para definir los planes de tratamiento de los pacientes afectos de cáncer, siendo también pionero en el concepto de “humanización” de este tratamiento mediante el diálogo y la atención personalizada del paciente.

Líder en la terapia oncológica, sus contribuciones más destacadas en esta parcela incluyen la radioterapia de los linfomas y del carcinoma de tiroides, así como también la aplicación de la medicina nuclear en el campo de la radiobiología.

Son clásicas sus obras: “Los isótopos radioactivos en medicina y biología” (1950), “Las bases físicas de la radioterapia y la radiología“ (1963) e “Introducción a la radiobiología“ (1990). Esta última es un texto de referencia para los estudiantes de esta disciplina, tanto en Europa como en Estados Unidos.

Oncólogo de prestigio mundial, fue miembro distinguido del Consejo de la Agencia Internacional de Investigación en Oncología (IARC) desde 1976 a 1981, desempeñando el puesto de Vicechairman del Consejo de Gobierno de esta institución. Consultor de la Organización Mundial de la Salud (WHO) y de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA), fue chairman de esta última institución y del Comité de Expertos en Cancerología de la Unión Europea desde 1986 a 1994.

En posesión de la Gran Cruz de La Legión de Honor (1953) y de la Cruz de Guerra, miembro de honor de diversas universidades y academias científicas, así como de la Academia de Ciencias y de la Academia de Medicina de su país, era muy respetado por su trabajo asistencial y su dedicación a la investigación.

El Dr. Maurice Tubiana fue apreciado no sólo por su faceta profesional sino también por sus cualidades personales, aunque a lo largo de su carrera demostró su pasión por la ciencia y por la medicina. Será también cariñosamente recordado por su afición e interés por la literatura y el arte, así como por su gran curiosidad intelectual.