Kurt Amplatz

Radiólogo austríaco (1924-2019), que desempeñó la mayor parte de su actividad en la Universidad de Minnesota. Se le considera como uno de los grandes pioneros en la radiología y cardiología intervencionistas, tanto en pacientes adultos como pediátricos.

Nacido en Weistrach (Austria), se graduó en la Universidad de Innsbruck en 1950, tras realizar el internado en su país natal se trasladó a Estados Unidos llevando a cabo la residencia de radiología en la Wayne State University en Detroit, incorporándose en 1957 a la Universidad de Minnesota, donde permaneció hasta su jubilación en 1999.

Considerado como un genio creativo, muchos de los problemas básicos que ayudó a resolver desde el punto de vista del diagnóstico y tratamiento de la patología cardiovascular derivan de múltiples estudios realizados en animales con ulterior traslación a la patología humana.

Describió en 1958 la cateterización percutánea transfemoral de las cavidades cardíacas izquierdas, y conjuntamente con el Dr C.W. Lillehei, en 1961, la angiografía cardiaca retrógrada a través de la punción directa del ventrículo izquierdo.

Desarrolló en 1960 uno de los primeros inyectores vasculares, así como los catéteres coronarios que llevan su nombre, diversos tipos de guías con y sin revestimiento, y un filtro temporal de vena cava inferior, describiendo el método para implantación percutánea del mismo.

Sensibilizado con las dosis de radiación y la calidad de la imagen contribuyó al desarrollo e implantación de la Slot Radiography, método que aportaba imágenes radiológicas de alta calidad con una menor irradiación, diseñando un cambiador rápido de radiografías, que en su época facilitó sobremanera el diagnóstico de las enfermedades cardíacas congénitas complejas, al permitir una rápida adquisición de imágenes y la visualización de las mismas durante su obtención.

En el campo de la cardiología pediátrica fue de los primeros en describir la angioplastia en los casos de estenosis de la arteria pulmonar y la técnica de oclusión percutánea del ductus arteriosus.

Exploró y demostró las aplicaciones no coronarias de la angioplastia en la aorta y los vasos periféricos, incluyendo la técnica de los “balones que se besan” para el manejo de las lesiones localizadas en las bifurcaciones arteriales.

Más recientemente diseñó un dispositivo para la recuperación de cuerpos extraños en el sistema vascular, así como diversas vainas de dilatación para la extracción de litiasis renales y ureterales. Tras su jubilación fundó la AGA Medical Corporation para seguir desarrollando y difundiendo sus dispositivos. Formó a varias generaciones de cardiólogos y radiólogos intervencionistas, que lo recuerdan con cariño y admiración.

Con más de 600 artículos publicados, 68 capítulos de libro y 7 libros, recibió más de 30 prestigiosas distinciones, entre ellas la Medalla de Oro del American College of Radiology (1980) y la de la American Roentgen Ray Society (2000).