John A. Kirkpatrick

Radiólogo americano (1926-1994), uno de los más conocidos y carismáticos líderes de la radiología pediátrica de ese país.

Nacido en Waynesboro (Pennsylvania), fue un “aprendiz de marinero” en el programa naval V12 del Franklin and Marshall College donde se graduó en 1946, cursando ulteriormente los estudios de medicina en la Universidad de Temple, Philadelphia, donde también comenzó su residencia en radiología en 1952, completando su formación al final de la misma en el Children´s Hospital de Boston.

En 1955 volvió a Philadelphia como radiólogo del Hospital Pediátrico St Christopher. En sus comienzos, con 25 casos al día, el Dr Kirkpatrick tenía la costumbre de entrevistarse con cada niño y sus padres antes de obtener cualquier radiografía, para estar seguro de que la exploración estaba adecuadamente justificada y diseñada a los requerimientos clínicos.

Pronto su carrera se catapultó, describió la ausencia de peristaltismo esofágico en la atresia esofágica, así como también los elementos clave de lo que sería conocido como “asociación VATER” (defectos vertebrales, ano imperforado, atresia esofágica con fístula traqueoesofágica y polidactilia).

Escribía entre dos y cuatro artículos anuales. La primera edición del libro de Aegerter y Kirkpatrick: Enfermedades ortopédicas apareció en 1958.

Estableció un programa de formación en radiología pediátrica en 1962, que ulteriormente se haría famoso en todo el país. En 1965 alcanzó la categoría de profesor de radiología en Temple y en 1970 la de profesor de pediatría. Desempeñó el cargo de presidente de la Sociedad Americana de Radiología Pediátrica entre 1969 y 1970.

En 1974 fue nombrado profesor de radiología en la Harvard Medical School, Boston, y jefe de radiología en el Children´s Hospital de esta ciudad. Inmediatamente sus responsabilidades administrativas se multiplicaron: chairman del Comité Ejecutivo del hospital entre 1976 y 1982, así como también chairman del Comité Ejecutivo de la universidad de Harvard entre 1980 y 1986. Sin embargo el ritmo e impacto de sus publicaciones y de su labor docente no disminuyó.

Autor de 107 artículos científicos y de 43 capítulos de libro, fue editor de radiología pediátrica para el Yearbook of Radiology desde 1983 a 1990. Perteneció al comité editorial de ocho revistas médicas, pronunciando 42 conferencias nominadas en grandes eventos científicos. Los residentes de radiología de 9 programas diferentes, distribuidos en 6 estados, rotaban de modo regular en su departamento del Children´s Hospital.

Fue presidente de la American Roentgen Ray Society, de la International Skeletal Society y de la New England Roentgen Ray Society, así como componente del grupo de delegados del American Board of Radiology.

Estaba en posesión de las medallas del American College of Radiology, de la Society for Pediatric Radiology, de la International Skeletal Society, así como también de la American Roentgen Ray Society, de la Association of University Radiologists y de la Swiss Society of Radiology and Nuclear Medicine.

Hombre querido y respetado, pionero en el campo de la radiología pediátrica, líder indiscutible, muchas de sus aportaciones permanecen vigentes en la actualidad.