Dr. Isadore Meschan

Radiólogo americano (Cleveland, Ohio 1914 – Winston– Salem, Carolina del Norte 2003), considerado como una de las “Leyendas vivas de la Radiología” por el American College of Radiology, autor de dos libros que marcaron época en su momento y que fueron ampliamente utilizados por los estudiantes de medicina y residentes de la especialidad: ”Atlas de anatomía radiológica básica” y “Signos radiológicos en diagnóstico clínico”, publicados respectivamente en 1975 y 1976.

Realizó sus estudios de medicina en la Western Reserve University en Cleveland, donde completó su residencia en radiología en 1942.

Participó en la Segunda Guerra Mundial, destinado en Melbourne, Australia, sirviendo bajo las órdenes del General MacArthur, donde conoció a la que sería su esposa y ulterior colaboradora en la publicación de la mayor parte de sus libros y artículos: Rachel Farrer.

En 1947, con 33 años de edad es nombrado profesor y chairman del Departamento de Radiología de la Universidad de Arkansas. En 1955, se trasladó a Winston-Salem para desempeñar la jefatura del Departamento de Radiología en la Bowman Gray School of Medicine (en la actualidad Wake Forest University School of Medicine), donde permaneció hasta su jubilación como profesor emérito en 1993.

Sus años en Bowman Gray están marcados por grandes logros: creó el Departamento de Oncología Radioterápica, uno de los primeros del país, y el de Medicina Nuclear, reconociendo precozmente las posibilidades de la tomografía computarizada, lo que le llevó a escribir en colaboración con anatomistas y patólogos un atlas de anatomía axial transversa, texto de referencia utilizado por la mayor parte de los radiólogos que se iniciaban en la tomodensitometría, que fue precedido por su “Atlas de anatomía radiológica”.

Comprometido con la docencia, tanto a estudiantes de medicina como a residentes de la especialidad, publicó 19 libros (15 de ellos traducidos a seis idiomas) y 99 artículos.

En 1983, recibió el grado de Doctor Honorario en Ciencias Médicas de la Universidad de Arkansas y en 1984, fue nombrado Alumno Distinguido de la Case Western Reserve School of Medicine y de la Wake Forest University School of Medicine.

En 1978, recibió la medalla de oro del American College of Radiology y en 1986 fue nombrado por esta institución “Leyenda viva de la Radiología”, distinción que muy pocos radiólogos, entre ellos Benjamín Felson, han llegado a alcanzar.
Consumado pianista; conforme a la tradición australiana imbuida por su esposa, era también un buen jugador de tenis, deporte que practicaba asiduamente para mantenerse en forma.

Perteneció a la llamada “Gran Generación”, constituida por aquellos que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial, vivieron la Gran Depresión y participaron de modo activo y entusiasta en el desarrollo de la nueva tecnología que la etapa ulterior a la guerra les ofreció, en su caso realizando sustanciales contribuciones en el campo de una disciplina joven en aquella época, como era la radiología.