Herbert Abrams

Radiólogo americano (New York, 1920 - Palo Alto, California, 2016), pionero en el campo de la radiología vascular, autor en 1961 del texto clásico Abrams´ Angiography: Vascular and Interventional Radiology. Conocido activista antinuclear fue cofundador de la organización International Physicians for the Prevention of Nuclear War, ganadora del Premio Nobel.

Nacido en el seno de una familia de inmigrantes, declinó ocuparse del negocio familiar de ferretería. Se graduó en la Universidad de Cornell en 1941 y obtuvo su título de medicina en el Long Island College en 1946. Quería ser psiquiatra, hasta que quedó cautivado por las inmensas posibilidades de la imagen radiológica en el campo de la cirugía y la terapéutica.

Completó su residencia en radiología en Stanford en 1952, integrándose como profesor asistente de radiología en 1954. Allí alcanzó el puesto de director del departamento. Bajo su dirección, Stanford fue pionera en el campo del diagnóstico angiográfico de las enfermedades cardiacas congénitas y del adulto, así como de la patología coronaria.

En 1961 publicó Angiography el primer libro de texto que ofrecía una visión integrada, de conjunto, sobre este tema, actualmente está en su cuarta edición, editado por Stanley Baum, bajo el título Abrams´ Angiography: Vascular and Interventional Radiology.

En 1967 se trasladó a Boston donde desempeñó el puesto de Philip H. Cook Professor de Radiología en Harvard Medical School y el de jefe de Radiología del Brigham and Women’s Hospital y del Dana Farber Cancer Center. Creó uno de los mejores departamentos de radiología del país, con mentalidad investigadora y una sobresaliente faceta docente, siempre en busca de la excelencia.

Autoridad internacionalmente conocida en el campo de la radiología cardiovascular, publicó más de 190 artículos y siete libros. Fundador y editor jefe de la revista Cardiovascular and Interventional Radiology, fue también durante muchos años editor jefe de la revista Postgraduate Radiology.

En los últimos años de su etapa en Boston, en el inicio de la década de los 80, desarrolló un gran interés por los efectos de las radiaciones ionizantes y las posibles consecuencias de una accidental o inadvertida guerra nuclear, convirtiéndose en uno de los mayores expertos en los efectos de la radiación de baja dosis sobre la salud. Fue vicepresidente fundador de la International Physicians for the Prevention of Nuclear War, que ganó el Premio Nobel de la Paz en 1985, cinco años después de su fundación.

En ese mismo año volvió a la Universidad de Stanford como profesor de radiología, dedicándose fundamentalmente a la investigación y a la cooperación con el Center for International Security and Cooperation (CISAC), en un intento de consolidar un marco de mejor compresión de la seguridad internacional durante la era nuclear.

Visionario y pionero en el campo de la radiología, su carrera abrazó las cuatro dimensiones de la biomedicina: el cuidado del paciente, la investigación, la docencia y la defensa de la paz, mediante sus esfuerzos por la desnuclearización.

Con una vida familiar plena -73 años junto a su querida esposa Marilyn-, el día de su 95 cumpleaños, jugó un partido de tenis, (hasta el último mes de su vida jugaba al tenis tres veces a la semana), dobles, en el que se incluían cuatro generaciones: él, su hijo, su nieto y su biznieto.