Francisco Campoy Vidal

Radiólogo andaluz (Cartagena, 1920-Sevilla, 2001) fue el primer español en obtener el American Board of Radiology. Considerado como uno de los docentes más importantes de la radiología española en su época, creó escuela con una nueva visión del ejercicio de la radiología clínica.

Cartagenero de nacimiento, pero sevillano de adopción, realiza la licenciatura en Medicina y Cirugía en la Universidad de Sevilla, con premio extraordinario en el curso 1944-45.

Se traslada, becado, a Estados Unidos en el año 1948. Realiza un rotatorio previo en patología, que le sirve para perfeccionar el idioma y lleva a cabo la residencia en radiología diagnóstica, radioterapia y medicina nuclear en Filadelfia, Pensilvania, entre 1949-1952. Aceptado como miembro numerario de la Radiological Society of North America (RSNA) en 1951, obtiene un año después el American Board of Radiology.

Profesor asociado de radiología diagnóstica en el Jeanes Hospital Fox Chase de Filadelfia, fue nombrado ulteriormente consultor y profesor asociado del Children´s Hospital de esa ciudad. Su periplo americano tuvo una duración de 7 años.

A su vuelta a España, inicia su trabajo como profesor de radiología diagnóstica en la cátedra de Patología Médica de la Facultad de Medicina de Sevilla.

En 1957, conoce a Julia Balbontín, con la que tras pocos meses de noviazgo contrae matrimonio, hecho que definió su afincamiento definitivo en la ciudad de Sevilla; nacen y se desarrollan sus cinco hijos, de los cuales dos -Francisco y Julio- siguen la saga radiológica.

En el año 1963, se inaugura el Policlínico de la Facultad de Medicina. El entonces catedrático de Patología General pone a disposición del Dr. Campoy todas las instalaciones radiológicas de que dispone y poco a poco el resto de catedráticos se van incorporando al Policlínico siguiendo la misma línea, lo que permite al Dr. Campoy, con unas instalaciones modernas, iniciar el cambio en ese nuevo enfoque del ejercicio de la radiología clínica, cambio revolucionario para aquel entonces, que marca un antes y un después.

Fue uno de los especialistas con mayor capacidad docente del país, impulsor de los sábados radiológicos de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM) y asesor de la revista Radiología durante varios años.

Desempeñó hasta su jubilación el cargo de director de los servicios de radiología del Hospital Clínico Universitario de Sevilla.

Vicepresidente de la Sociedad Española de Radiología entre 1969-1974, medalla de oro de la SERAM en 1988, se le otorgó el galardón Galeno en 2001 en reconocimiento a sus muchos méritos y capacidad docente.

De amplia y densa trayectoria profesional, fue un hombre veraz, austero, poco crítico con los demás y sí consigo mismo. Creó escuela.