Donald L. King

Radiólogo americano (1934-2018) pionero en el campo de la ultrasonografía diagnóstica, desarrolló un sistema de ecografía cardíaca sincronizado con el electrocardiograma que sirvió de base a la reconstrucción tridimensional de las imágenes cardíacas.

Nacido en Pasadena, California, se graduó en biología en la Universidad de Stanford en 1956, comenzando ese mismo año sus estudios de medicina en la Universidad de Columbia, donde se graduó en 1960.

Sirvió como teniente en la Fuerza Aérea norteamericana realizando su internado en el Walter Reed Army Hospital, y la residencia en radiología en el Presbyterian Hospital de Nueva York. Tras cuatro años en Francia se retiró del ejército en 1968 con el grado de mayor.

Desde 1962, ya como residente, el Dr. King desarrolló un gran interés en el naciente campo de la ultrasonografía diagnóstica, que mantuvo durante su etapa ulterior como staff en la Universidad de Columbia y en el Presbyterian Hospital.

En 1964 la Universidad de Columbia adquirió el primer aparato de ultrasonografía diagnóstica fabricado en Estados Unidos con fines comerciales, que en la actualidad puede contemplarse en la colección de instrumentos del Smithsonian Institute; dedicado por entero a esta nueva modalidad de imagen el Dr. King fue el primero en todo el país en crear un grupo de trabajo orientado a esta disciplina, ofreciéndola como servicio clínico general.

En 1970 desarrolló un sistema de imagen ultrasonográfica sincronizado con el electrocardiograma, que evolucionó, tras ulteriores estudios financiados por la National Science Foundation, hasta la reconstrucción computarizada tridimensional de las imágenes cardíacas lo que posibilitó las determinaciones de volumen de las cámaras del corazón para el estudio de la fisiología y patología de las mismas.

En 1975 editó el libro “Diagnostic Ultrasound”, considerado como el primer libro de texto sobre este tema. Registró dos patentes sobre su aparato y método de imagen tridimensional, recibiendo varias becas para financiar sus investigaciones en este campo. En 1992 fue galardonado con el “Joseph H. Holmes Pioneer Award” del American Institute of Ultrasound in Medicine.

Fellow del American Institute of Ultrasound in Medicine, de la Society of Radiologists in Ultrasound, la American Society of Echocardiography y la American Heart Association, publicó más de 200 artículos a lo largo de su carrera, siendo maestro en el campo de ultrasonografía de un buen número de residentes y fellows.

Tras su jubilación como profesor emérito de la Universidad de Columbia en el año 2000 se dedicó a su principal afición, investigando en detalle la genealogía de su familia desde la época de la Virginia colonial hasta sus ancestros en Inglaterra y Escocia.