El Rincón de la Historia: Peter Mansfield

Físico inglés (1933-2017) galardonado, junto a Paul Lauterbur, con el Premio Nobel de Medicina en el año 2003 por sus descubrimientos en el campo de la imagen mediante resonancia magnética.

Nacido en Londres, de donde fue evacuado en el curso de la II Guerra Mundial, llevó a cabo sus estudios primarios en la escuela pública, abandonándolos para trabajar en una imprenta.

Tras realizar el servicio militar se matriculó en la escuela nocturna desde donde consiguió ingresar en la universidad. Estudió ciencias físicas en la Universidad de Londres, donde su relación con el Dr. Jack Powles despertó su interés en la instrumentación de las imágenes de resonancia magnética y su aplicación a los sólidos.

Completó un fellowship de dos años de duración en la Universidad de Illinois, donde construyó un espectrómetro para el estudio del cobre cristalino y en 1964, ya convertido en un experto en resonancia magnética nuclear del estado sólido, fue “fichado” por Raymond Andrew, cabeza visible del Departamento de Física de la Universidad de Nottingham, en esos momentos uno de los centros de mayor prestigio en el campo de la investigación en resonancia magnética.

En 1972 expandió sus estudios multipulso de sólidos incluyendo un ordenador en su espectrómetro, combinando estos métodos multipulso con un gradiente magnético externo que le permitió obtener información atómica estructural.

En 1974 siguiendo los principios descritos por Paul Lauterbur en su artículo pionero sobre el uso de gradientes magnéticos para generar proyecciones angulares que permitieran la obtención de imágenes de los sistemas biológicos, comenzó a experimentar con métodos mediante los que las imágenes de resonancia pudieran resolverse en las tres dimensiones del espacio, en un claro intento de aplicar esta tecnología a la práctica médica.

En 1977 construyó una máquina de resonancia de cuerpo completo, considerando objetivo prioritario mejorar la velocidad de adquisición de datos, lo que consideraba fundamental desde el punto de vista de la imagen diagnóstica. Así desarrolló el método de la imagen ecoplanar (EPI), en 1978 su aparato de cuerpo completo empezó a generar imágenes y Peter fue su primer conejillo de indias.

Estas investigaciones fueron la base de la concesión del Premio Nobel en el año 2003. La secuencia EPI modificada constituye ahora la base de muchos de los protocolos diagnósticos y funcionales de las secuencias de resonancia.

Consciente del potencial radiológico de la resonancia de alta velocidad destacó en diversas publicaciones sus aplicaciones a nivel cardiaco, abdominal y pediátrico, incluyendo el feto, así como la posibilidad de realizar estudios dinámicos mediante la administración de agentes de contraste.

Se adentró también en otras aplicaciones de la imagen de resonancia magnética como chemical shift, medidas de difusión, mapping, intentando también disminuir los niveles de ruido acústico en las exploraciones de esta técnica.

Además del Premio Nobel recibió muchos otros galardones, entre ellos la medalla de oro de la Sociedad de Resonancia Magnética en Medicina, así como la del Congreso Europeo de Radiología y la del Instituto Británico de Radiología. La Reina de Inglaterra le concedió el título de Sir en 1983.

Autor: Dr. Luis Ros