El Rincón de la Historia

Iñaki Azcuna Urreta

Ignacio Azcuna (Durango, Vizcaya, 14 de febrero de 1943 - Bilbao, 20 de marzo de 2014), médico radiólogo, profesor y político español, alcalde de la ciudad de Bilbao, desde 1999 hasta 2014.

Nacido en Durango, estudió en Salamanca donde se licenció en Medicina en 1966, especializándose en cardiología y radiología. Tras doctorarse cum laude por la Universidad de Salamanca se trasladó a Francia para trabajar como asistente extranjero en el Hospital Broussais, de la Universidad de París, entre 1971 y 1972. Allí conoció a Anabella Domínguez, una estudiante mexicana de filología francesa con quien más tarde contraería matrimonio.

Profesor de Medicina Física y Radiología en la Universidad del País Vasco desde 1973, trabajó en el Hospital de Cruces (Baracaldo, Vizcaya), primero como médico adjunto y, a partir de 1976, como jefe de Servicio de Radiología. En 1981 fue nombrado Director del Hospital de Cruces. Entre sus múltiples publicaciones, más de un centenar de artículos, cabe destacar dos libros, que expresan su faceta de especialista en radiología cardiovascular: Tratado de Cardiología Pediátrica (Salvat 1983) y Angiografía de las Cardiopatías Congénitas (1988); este último constituye una magnífica correlación radiopatológica de dichas entidades.

En 1982, fue designado director de Hospitales del Gobierno Vasco, desempeñando entre 1983 y 1987 el cargo de director general del Servicio Vasco de Salud. En 1991, asumió el cargo de Consejero en el Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco.

Fue elegido alcalde de la ciudad de Bilbao en las elecciones municipales de 1999, siendo reelegido en 2003 y 2007. Durante sus años de mandato, la ciudad se transformó por completo, impulsando una arquitectura de calidad que contribuyó a incrementar la belleza del nuevo Bilbao, convirtiéndose en una ciudad más amable para los vecinos y los visitantes, que se multiplicaron en número. En el año 2013, recibió el Premio Alcalde del Mundo que otorga la Fundación City Mayor, en reconocimiento de su trabajo en la ciudad de Bilbao.

Caballero de la Legión de Honor de Francia (2011), también le fue concedida la Gran Cruz de la Orden Civil de Sanidad (2000). En el año 2013, el Ateneo de Zaragoza le nombró Socio de Honor y de Mérito por su potenciación de la cultura, distinción que ha recaído solamente en siete personas, entre ellas el Premio Nobel de Medicina D. Santiago Ramón y Cajal.

Fue un hombre cercano, comprometido, inteligente, riguroso y culto. Sirvió a todos y a todo, sin servirse nunca de nadie ni de nada.

Los radiólogos españoles guardamos un grato recuerdo de él. A pesar de sus éxitos en la carrera política, nunca se olvidó de su condición de radiólogo. En el Congreso de la Sociedad Española de Radiología Médica, celebrado en Bilbao en 2004, pronunció el discurso de apertura, aportando así su contribución personal al éxito del mismo.

Autor: Dr. Luis Humberto Ros